‘Buena Vista Social Club’ celebra 25 años de la grabación del álbum con reedición de lujo

Buena Vista Social Club sorprendió al mundo con el junte de grandes leyendas de la música cubana. En marzo del 96 se grabó uno de los álbumes que reafirmó el lugar de la música cubana en el mundo. La celebración de los 25 años de esta magistral reunión, se realizará con la publicación del álbum remasterizado y canciones nunca antes escuchadas que se grabaron en esa sesión. Un material para coleccionistas, nuevas notas, fotografías y letras inéditas, con más biografías, impresiones artísticas y una historia escrita del legendario Havana Club original disponible exclusivamente en el formato Deluxe Book Pack. El primer lanzamiento de esta edición de aniversario fue Vicenta, una canción inédita extraída de las sesiones del álbum de 1996, que han sido seleccionados para estas ediciones por el productor Ry Cooder y el productor ejecutivo Nick Gold. Un dúo vocal entre Buena Vista protagonizado por Eliades Ochoa y Compay Segundo, la canción es una composición clásica de Compay Segundo, y sigue la historia de un conocido incendio que, el 1 de abril de 1909, destruyó casi todo el pueblo de La Maya, cerca de Santiago de Cuba, donde nació y vivió de niño Eliades Ochoa, entre plantaciones de banano, café y cacao. La historia, autenticidad y mística de Buena Vista Social Club sorprende siempre a fanáticos nuevos y a los que vivieron el éxito de todas sus canciones. El 26 de marzo de 1996, el trío formado por el director de orquesta cubano Juan de Marcos González, el productor y guitarrista estadounidense Ry Cooder y el productor y propietario del sello discográfico británico Nick Gold reunieron un grupo improvisado de músicos cubanos en los históricos estudios EGREM / Areito de la década de 1950 en Centro Habana. La mayoría de los reunidos eran célebres veteranos de la época dorada de la escena musical cubana de los años cuarenta y cincuenta. Ninguno de ellos tenía idea de que las grabaciones que estaban a punto de producir cambiarían la vida de muchas personas, incluidos ellos mismos, y cambiarían para siempre la posición de la música cubana en el mundo. Buena Vista Social Club fue el nombre que se le dio tanto a este extraordinario grupo de músicos como al disco, grabado en tan solo siete días. El estudio, propiedad del sello nacional de Cuba EGREM, se instaló originalmente en la década de 1940 y es célebre como una gran joya en la historia de la grabación. La gran sala con paneles de madera permitió que la grabación se llevara a cabo con el conjunto completo grabado tocando ‘en vivo’, lo que coloca al oyente en la sala entre los músicos. No hay duda de que esto jugó un papel importante en el sonido mágico de las grabaciones finales.

37

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.